Home > Tarjeta de Crédito > Simplemente solicite la tarjeta de crédito Nubank. Grandes ventajas y pedidos fáciles

Simplemente solicite la tarjeta de crédito Nubank. Grandes ventajas y pedidos fáciles

Las compañías de tecnología financiera compiten abiertamente con la banca en cuanto a tarjetas de crédito. Exento de anualidad, sin comisiones de apertura, descuentos en compras por medio de comercialización electrónica y, en promedio, tasas de interés más bajas, son algunos beneficios que ofrecen este tipo de cuentas digitales a los usuarios mexicanos.

A tal grado ha llegado la capacidad de las fintech en el país, que las instituciones bancarias han solicitado a los reguladores del sistema financiero que haya “piso parejo” en la regulación a estas firmas tecnológicas, sobre todo que “hagan transparentes sus costos”.

El fundamental mercado de las empresas fintech que proporcionan cuentas de crédito en el país son las tarjetas de crédito de estilo básico; es decir, líneas de financiamiento que en proporción van de 4 mil 500 a 15 mil pesos, mismas en las que, en variados casos, son en las que la banca tradicional tiene los costos más altos.

En consonancia con datos del Banco de México (BdeM), el costo anual total (CAT) de una tarjeta de crédito con línea de 3 mil a 15 mil pesos circula 85 por ciento, mientras en el sector fintech este indicador es de 55 por ciento.

La alternativa en cuanto al CAT más baja dentro del mercado que proporcionan los bancos de tarjetas de crédito básicas la tiene Hey Banco, organismo digital que forma parte de Banregio, con un promedio de 43.5 por ciento, según los datos del banco central.

Banorte, con el plástico Banorte La Comer, tiene la posibilidad más grande en costo anual total, que eleva a 133 por ciento; le sigue la cuenta Azul de BBVA con CAT de 117 por ciento y la Ideal de Scotiabank, que asciende a 106.3 por ciento.

Opuesto a este tipo de ofertas, las fintech como Nu, controlada por el neobanco brasileño Nubank, tiene un CAT en su cuenta de crédito que va de 30 a 40 por ciento, según la conducta y el historial de cada cliente. Ésta ofrece poder diferir todas las compras a meses sin intereses.

Otra alternativa accesible en el mercado es la tarjeta Rappi Card, de la plataforma de envíos Rappi, cuyo CAT es similar, y entre sus ventajas está la devolución hasta de 6 por ciento en cada compra con su plástico.

Banqueros alzan la voz:

Ante la capacidad, diversos líderes de la banca han pedido a los reguladores financieros del país que haya equidad de condiciones en las reglas para las fintech y los bancos.

En los últimos tiempos, Ana Botín, presidenta de Santander a nivel global comentó: “Damos la bienvenida a la capacidad, no nos asusta, pero también damos la bienvenida a reglas de juego parejas, que si yo doy un servicio de pagos y se regulan de un modo, deben hacerlo también con las fintech o bigtech, que sean los mismos requerimientos de capital, operativos, de residencia y sensibilización de los datos. La reglamentación debería ser sobre lo que haces y no quién eres o cómo te llamas”.

Daniel Becker, presidente de la asociación de Bancos de México, expuso: “si algo hemos contribuido es la no opacificación de los costos a los consumidores(…), queremos también el mundo fintech –el cual agradecemos que exista porque nos impone a ser mejores cada día– tenga los mismos elementos y requisitos, un piso parejo”.

Fuente: La Jornada | Imagen: BeTech / Exame